SEO, Social Media, Tecnología, Estrategias Online

Emprendimiento. Estrategia. Desarrollo.

Startup Weekend Santiago, tercer y último día (domingo)

Startup Weekend Logo

Tercera y última entrada de mi serie de tres posts dedicados a la última edición, en distintas ciudades del mundo, de la Startup Weekend; un evento que propone juntar a emprendedores de una misma ciudad para formar grupos de trabajo entorno a una idea de negocio y desarrollarla en un tiempo límite de 54 horas (más o menos un fin de semana).


Tercer día

Antes de leer esta entrada, asegúrate de que leíste el primer post sobre Startup Weekend Santiago, seguido del segundo.

Mi domingo empezó a las cuatro y media de la mañana. Madrugué para trabajar en la demo funcional que pudiera permitir el registro de los dos perfiles de usuario (padres y pediatras), ingreso al sistema de los mismos, creación de nuevos historiales médicos asociados a un niño, y envío vía email a la cuenta de correo de un pediatra de un mensaje conteniendo una URL única de compartición del historial, para que dicho pediatra pueda acceder al mismo — en modo sólo lectura si no está registrado en la plataforma, o también con permisos de escritura si ingresa con su usuario.

Así llegué al GAM, pasado el mediodía, con ojeras, cansado pero feliz porque teníamos algo que mostrar (aunque sin diseño, tarea que había aplazado hasta llegar al sitio para que un mentor con habilidades en maquetación HTML y CSS mudiera ayudarme a estructurar un moco mejor el look & feel del proyecto).

Elevator pitch

Mientras yo acababa de dar los últimos toques a mi demo, Ury y el resto del grupo preparaban el elevator pitch (también conocido directamente como pitch), esa exhibición de propuestas que debe resumir en un tiempo límite los objetivos y bondades de tu idea para intentar embelesar a un jurado (habitualmente seed funders, angel investors o venture capitalists) y convencerles del éxito de tu proyecto.

Empezó el show business hacia las siete de la tarde, y los grupos fueron pasando por el "escenario" a escenificar sus trabajos. Los diferentes personajes que componían el jurado realizaban preguntas, una vez acabada la presentación, algunas más capciosas que otras, algunas más comprometedoras, otras con un sentido claro, otras que directamente perseguían desmontar el modelo de negocio o criticar la calidad del pitch. Yo, que nunca antes había asistido a un evento de estas características, me había formado una impresión un poco diferente de lo que en realidad me encontré.

Así que subimos al estrado y defendimos nuestro Medixter, con más pena que gloria. Resultó que nos quedamos cortos de tiempo, por lo que nos quedamos con la demo a medias y, lo que fue peor, sin poder acabar la presentación del business model u otros aspectos fundamentales para entender de qué iba todo eso. Para acabar de rematar algo que estaba ya moribundo, apareció el personaje con más ego del jurado y sentenció cualquier posibilidad de opinión favorable, con su crítica "constructiva" hacia el poco futuro que le veía él al proyecto, cosa que obviamente condicionó la opinión general, por no decir al resto de componentes del mismo jurado. Un hecho totalmente desconsiderado según mi punto de vista, considerando que el jurado debe formular preguntas a priori y emitir veredictos a posteriori. Lástima que no tuve oportunidad de comentarle su gesto, una vez finalizado el día, de manera "constructiva".

Ganadores

La gente de UDD Ventures — aceleradora de la Universidad del Desarrollo de Chile — decidió finalmente como ganador de una incubación en su programa a WeWrite, un proyecto que intentará recuperar una vieja idea del mundo de la literatura, la construcción de historias de manera colaborativa. Y ahí va mi última crítica, sin querer para nada desmerecer a la gente de WeWrite — una iniciativa muy loable y válida —, que es el hecho de que, siendo el único grupo que se presentó sin un model de negocio, fueron los que finalmente ganaron. Me pregunto, por qué entonces todo ese énfasis que ponen los Startup Weekends para trabajar el Business model canvas, realizar estudios de mercado, recopilar feedback mediante entrevistas a diferentes perfiles, o intentar enfocarse a un target?

Conclusión final

Voy a dar aquí dos consejos a nivel general, para futuros participantes:

  • Si eres un emprendedor de verdad que está iniciándose en todo este circo que a veces es el mundo del entrepreneurship y las startups, ésta es una gran experiencia que debes aprovechar. Aunque ya conozcas los diferentes procesos "de moda" para construir un proyecto o startup o seas ya un viejo hacker con un largo currículum, podrás encontrarte con gente como tú en tu misma ciudad, aprenderás a diferenciar los mentores auténticos de los falsos mentores (para mi aquellos que se dedican a vivir de la industria del emprendimiento pero que no aportan nada al ecosistema nada que no les repercuta en el marketing de su marca personal) y, con suerte conocerás una o dos personas (no más) que valgan la pena.
  • No pretendas ganar!. Las normas del concurso pueden varíar según dónde se celebra, quienes son los organizadores y, en última instancia y como factor absolutamente determinante, quién otorga el premio. Si tienes mala suerte y el grupo que escogiste no consigue nada sustancial o simplemente te deja de interesar por algún motivo, siempre puedes dedicar tu tiempo a intentar hacer networking, o escuchar algún mentor interesante.

Nos vemos en el próximo Startup Weekend. No talk, all action!


blog comments powered by Disqus


Acerca del autor

Héctor García es un emprendedor nacido en Barcelona, con una larga carrera profesional en el sector de las tecnologías digitales e Internet. Actualmente vive en Latinoamérica y ofrece sus servicios como consultor tecnológico a clientes en ciudades como Rio de Janeiro, Santiago de Chile, Buenos Aires o Mexico D.F, entre otros.


Además de este blog, Héctor también mantiene otro blog dedicado al desarrollo en Python y Django: Nomadblue.com